La innovación es una palabra de moda y, además tu sabes que ella es el “mejor antídoto para el estancamiento”. Al mismo tiempo sabes que no vale vivir solo de la teoría. ¡Para tener una mentalidad innovadora fuerte tienes que poner manos a la obra!

Creo que antes de innovar, necesitas desarrollar una cultura donde las ideas sean protagonistas.

Paul McDonald, Director Ejecutivo Sénior de Robert Half International nos ofrece algunas sugerencias de cómo hacerlo. A ver que te parecen:

1. Separar un tiempo para pensar

Como manager “necesitas asegurarte que los miembros de tu equipo tienen tiempo para el pensamiento creativo” e innovador. Ya sabes que estar sumergidos en tareas diarias puede limitar los procesos de pensamiento imaginativo.

2. Pedir ideas

¡Esto hay que hacerlo con frecuencia! Como manager debes solicitar ideas directamente a los miembros de tu equipo. ¿Valoras el feedback de los miembros de tu equipo? ¿Cómo lo haces?

3. Agitar un poco las cosas

La innovación o acontece en la rutina, por eso puede ser una buena idea sacar a la gente de su zona de confort, para que tu equipo pueda explorar su creatividad. Ofrecer formación en áreas diferentes de la de cada miembro puede ser una forma de hacerlo.

4. Pensar en pequeña escala

Creo que siempre hay que pensar en grande, pero la innovación no siempre tiene que ser un concepto grandioso. Pensar en pequeña escala permite alejar el prejuicio intimidante que puedan tener los miembros del equipo sobre la innovación. Pensar en pequeña escala también permite iterar para obtener un gran producto y perfeccionar el proceso.

5. Incluir a todos

Aunque tengamos nuestro estilo, todos somos creativos. Además, la innovación es responsabilidad de todos. Todos podemos ser innovadores, por eso debes pedir ideas a todo el equipo. todos deben participar. Todos deben sentirse parte.

6. Hacer del entorno laboral un sitio ameno

McDonald dice que “si las personas disfrutan de su entorno laboral, se motivan más para pensar en nuevas ideas”. ¿Qué te parece? Creo que estarás de acuerdo en que hay sitios, o espacios físicos de trabajo en que simplemente es imposible innovar.

7. Dar importancia a la idea usada o escogida.

¡Celébralo! Es probable que estés delaten del producto que va a romper el mercado y es el tuyo. Celébralo con la persona que ha tenido la idea y con el equipo. Es una forma de promover el compromiso y además mejorará la calidad de la participación el futuro.

8. Proporcionar más recursos

Para Paul McDonald “ofrecer un número robusto de recursos para ayudar a fomentar la innovación es importante para las pequeñas empresas”. La idea es exponer a los miembros del equipo a personas e ideas de otros departamentos, o incluso de fuera de la empresa. El objetivo pasa por aprender de personas con diferentes procedencias.

Conclusión

En suma, creo que no debes olvidarte que el objetivo final es la innovación. Desarrollar una cultura de ideas me parece fundamental y estoy de acuerdo con las sugerencias de McDonald. Pero necesitas usar estas ideas para desarrollar los productos, o servicios que ayudarán a tu organización a imponerse en el mercado.

Pregunta de auto-reflexión: ¿Podría empezar hoy mismo a pedir ideas a los miembros de mi equipo?

 

Fuente

La entrada 8 formas para fomentar una cultura de ideas aparece primero en INUSUAL ~ Leading Innovation℠.