El fin de semana pasado he podido ver nuevamente la película “Moneyball: Rompiendo las reglas“, – título en España.

Me parece una película correcta y,  más allá del buen desempeño de Brad Pit y Johan Hill, la historia de Stan Chervin me pareció tan inspiradora que al finalizarla no pude dejar de pensar en las lecciones sobre innovación que se pueden aprender de ella. Si bien te acuerdas, Lluis ya nos había hecho una muy buena reflexión inspirándose en ella.

La cuestión es que una mentalidad innovadora – seguramente arriesgada – puede desatar oportunidades ocultas y si sientes que debes “romper las reglas”, o estás jugando a un “juego injusto”, debes entender que algunos problemas requieren soluciones disruptivas envés de soluciones incrementales.  ¿De acuerdo?

En la película (si no la has visto, perdóname por ser spoilerBilly Beane, el Director General de los Oakland Athletics logra ganar con un equipo con presupuesto limitado,  en que los jugadores individualmente tenían poco potencial.

Billy Beane creyó que era posible ganar con jugadores poco extraordinarios, desde que entre ellos formasen un equipo y estuvieran bien “alienados” estratégicamente.

Si la invención es algo totalmente nuevo, la innovación muchas veces significa transformar lo que existe actualmente, combinado productos diferentes, servicios o modelos de negocio para crear algo que desestabilice el “status quo” y cree una nueva realidad.

¿En suma, cuales son las lecciones de innovación disruptiva de Moneyball?

Identificar las desventajas

Beane y su colaborador especialista en económicas supieron utilizar las métricas correctas para identificar las desventajas competitivas de los miembros de su equipo para entonces, de esta forma, definir una estrategia basada en los resultados.

Esforzase

“La suerte no es otra cosa que la abundancia de trabajo” – ya lo dijimos antes – por ello Deane se esfuerza al máximo para entender la raíz de los problemas y se centra en solucionarlos, o transformarlos en problemas singulares.

Puntos de diferenciación

Debes poder identificar los puntos de diferenciación, y ¡establecer objetivos ambiciosos para entrar en la competición! ¿En qué sois únicos o os diferenciáis de la competencia?

Ámbitos ignorados

Promover la innovación en los ámbitos ignorados por tus competidores. ¿Puedes hacerlo?

Personas

Es muy buena idea recordar que la innovación va de producto, procesos, pero sobretodo de personas.

¿Qué se está jugando?

¿Estáis jugando al béisbol? No irá mal asegurar que el equipo es consciente sobre lo que se espera de él y sobre qué se está jugando. ¡Que cada uno dé lo mejor de si mismo en su función!

Rompiendo las reglas con la participación

Todos deben acordarse de lo ‘doloroso’ que puede ser cambiar las reglas del juego. ¿”Innovar o morir“? Necesitas que todos los stakeholders se sientan parte. ¡Que todos participen para tener éxito!

Comunicación

Abrir canales claros de comunicación dentro de la organización. Canales que permitan recoger ideas creativas y propuestas que puedan ayudarte a alcanzar tus objetivos.

Promover

Promover las innovaciones que te permitirán crecer como organización, transformando lo que ya existe y creando lo nuevo.

Gestionar

Gestionar el éxito de forma correcta y no arruinar los demás principios.

Conclusión

Concluyendo, creo que para disruptir mercados tendrás que desarrollar capacidades que te ayudarán a prever realidades y anticiparse. Estas capacidades te permitirán detectar características especiales (sutilezas y similitudes) para crear nuevo “equipo“. ¡Ahora es tiempo de jugar! Adelante!

Como líder e innovador, ¿qué jugadores estás ignorando? ¿entiendes y visualizas cómo podrían encajar en un equipo ganador?

Beane anima a su colaborador a hacerse la pregunta correcta, y yo te la hago a ti también: En tu organización, “Crees en lo que estás haciendo, o no?”

La entrada Lecciones sobre Innovación de “MoneyBall: Rompiendo las reglas” aparece primero en INUSUAL ~ Leading Innovation℠.