La semana pasada te di la mala noticia de que no eras Google … pero estarás de acuerdo en que se pueden aprender cosas de la experiencia de la multinacional de Mountain View.

Para muchos, Google es una de las empresas más innovadoras del mundo. Esto es más o menos discutible, pero no lo es tanto el hecho de que sea una compañía que “regularmente traspasa los límites de la innovación en diferentes campos”.

En el libro “How Google Works“, del presidente ejecutivo de Google Eric Schmidt, y Jonathan Rosenberg explican como la tecnología ha desequilibrado la balanza de poder desde las empresas a los consumidores y que la única forma de tener éxito es creando productos superiores, excelentes y atrayendo unos tipos de trabajadores a quien han llamado “smart creatives”.

La idea es que vivimos en el Siglo del Internet. Este siglo tendrá sus desventajas, pero está aquí y necesitamos algunas reglas para tener éxito, pues todo se mueve a una velocidad alta.

El desarrollo de los productos se hace más rápido, un proceso más flexible, donde radicalmente los mejores productos no se apoyan en los gigantes, pero en muchas iteraciones. La base para el éxito entonces, y para la constante excelencia del producto, es la velocidad.

Es aquí que entra en acción el aprendiz adaptativo y el smart creative.

Como ya lo sabes, hoy los consumidores tienen muchas más opciones y poder que nunca y como el coste de experimentación y fallo ha disminuido – ¿estás de acuerdo? – si quieres tener éxito, tendrás que tener en cuenta la excelencia del producto. Es un factor de éxito crítico. Además es más fácil colaborar, independientemente de dónde estés.

Aprendiz adaptativo

En esta nueva era, el trabajador está llamado a tener más impacto sobre el pensamiento innovador y las nuevas reglas de negocio. Con esto es necesario desarrollar nuevas competencias y siendo la innovación “el arte de la combinación”, el aprendiz adaptativo, tú mismo, está llamado a combinar el conocimiento, competencias y experiencia con el pensamiento innovador.

Smart creative

Para Google la clave del éxito en el Siglo del Internet pasa por los “smart creative”, personas de diferentes backgrounds o escuelas que combinan “inteligencia empresarial, energía creativa y un enfoque práctico para obtener resultados.”

El “smart creative” es alguien que no se limita a una tarea específica y tiene acceso a toda la información de la empresa, no es adverso en asumir riesgos y no es castigado cuando ocurren fallos. Además no está restringido por la estructura organizativa o definiciones de funciones, roles, y es animado a entrenar sus propias ideas.

No guarda silencio cuando está en desacuerdo y es multidimensional, combina la profundidad técnica con el entendimiento del negocio y un toque creativo.

Un ‘smart creative’ tiene cualidades fundamentales:

  • Experto en hacer. Diseña y desarrolla. Es capaz de analizar y usar los datos de forma rigurosa.
  • Inteligente en el negocio. Sabe moverse entre el conocimiento técnico, la excelencia del producto y el éxito empresarial.
  • Inteligencia competitiva. Se deja llevar por su propio sentido de determinación apasionada y deseo de crear nuevas cosas.
  • Conoce el usuario. Entiende el producto final desde la perspectiva del usuario.
  • Genera ideas creativas y es curiosamente creativo. Es abierto a multiples perspectivas y siempre busca problemas por resolver.
  • Arriesgado, colaborativo, toma la iniciativa y es un buen comunicador.

Si no te has visto reflejado en la definición, ¿cómo crees que te puedes adaptar y convertirte en un ‘smart creative’? Te animo a leer el artículo de Jannet Sernack sobre este tema.

Su característica común es trabajar duro y están dispuestos a cuestionar el estatus quo y atacar las cosas de una forma diferente. Es por esto que pueden tener un gran impacto. También es por ello que son difíciles de gestionar, especialmente en modelos antiguos, porque independientemente de lo que intentes, no puedes decirle a este tipo de personas cómo pensar. Si no puedes decirle a alguien cómo pensar, tienes que aprender a gestionar el entorno en el que piensan y hacer que sea un lugar donde quieran venir todos los días.

¿Cuantos smart creative tienes en tu empresa?

Recuerda que un smart creative es un trabajador que no persigue la compensación, persigue la capacidad de impulsar el cambio y ‘disruptir’ industrias. ¿Un inusual?

Fuente

La entrada Aprender de Google: Smart Creative aparece primero en INUSUAL.